Saturday, June 3, 2017

Domingo de Pentecostés

Domingo de Pentecostés
Predmore.blogspot.com
4 de junio de 2017
Hechos 2: 1-11; Salmo 104; 1 Corintios 12: 3-7, 12-13; Juan 20: 19-23

Como fiesta judía, Pentecostés celebra la cosecha de cereales de primavera y la ofrenda a Dios de las primicias de las cosechas. Es una fiesta que celebra un comienzo poderoso y una nueva promesa de una cosecha abundante. Cuando los cristianos celebran el Pentecostés, lo vemos como el comienzo de una nueva era en la que nuestros miedos se transforman en alegría, cuando los dolores se disminuyen a medida que aprendemos a confiar y hablamos y actuamos con valentía porque vemos el potencial de nuestra comunión unos con otros . En la Resurrección, Cristo derrota el pecado, la división y el odio; En Pentecostés celebramos su paz duradera.

En el Evangelio de Juan, Pentecostés ocurre en el día de la Resurrección. Dios y Jesús son inmediatos al enviar al Espíritu Santo para formar la comunidad cristiana. El objetivo divino es que nos encontremos en comunión los unos con los otros y veamos que el fruto de esta unidad es la paz. Si bien podemos pensar en la paz de cierta manera - la ausencia de conflicto, mantener el statu quo, la falta de drama - la paz divina es la restauración de lo mejor de nuestras relaciones. Cristo nos desea el bienestar en nuestra existencia cotidiana. Cristo quiere que vivamos en armonía con la naturaleza, con los demás y con Dios. Tenemos plena integridad en nuestras acciones y relaciones correctas en nuestras intenciones.

Es importante señalar que estar en un estado de paz no significa que todo el mundo a su alrededor será pacífico. No somos responsables de los estados mentales de otros. Sin embargo, incluso cuando alguien puede estar molesto con nosotros, todavía podemos estar en paz, sabiendo que hemos hecho todo lo posible, que nuestras intenciones eran honorables, que nuestras acciones eran buenas para la otra persona, y sin embargo no podemos satisfacer las necesidades de todos. Los aspectos más importantes de esto es que nos esforzamos por hacer lo mejor para todos los involucrados, que permitimos que otros elijan y actúen libremente, y trabajamos para la mejor solución común. No podemos golpear la marca, pero podemos estar satisfechos con nuestros esfuerzos bien intencionados para lograr lo mejor. En las relaciones, no podemos predecir cómo actuarán los demás. Al final, tenemos paz porque todo el mundo sabe que actuamos con integridad y misericordia.

Nuestra comunión es mantener la buena voluntad y la consideración positiva hacia nuestro prójimo; Depende del Señor lograrlo. Hacemos invitaciones; Algunos son aceptados, otros no, pero seguimos intentándolo. Cualquiera que invoque el nombre del Señor debe ser tratado con misericordia. El Espíritu nos ayuda a promover el bien común ya acercar a todos a Dios.

Esta semana visité a mi madre que tiene demencia y le traje el Santísimo Sacramento. Estábamos a punto de comenzar nuestras oraciones y ella dijo: "Espera. Invitamos a mi amigo a tener comunión también. Ella lo necesita. "Pensé para mí mismo," Ella lo entiende. La comunión es invitar a otros a la oración para que puedan conocer a Dios. "Este es Pentecostés - uniéndonos en la presencia de Jesús para compartir lo poco que tenemos unos con otros. Se está moviendo más allá de nosotros mismos para reconocer las necesidades de los demás. Es reconocer nuestra buena fortuna y desear que otros participen en nuestra benevolencia. Está haciendo las cosas más pequeñas con alegría y simplemente dejando que Dios se encargue del resto.

Pentecostés es una promesa de que los efectos de onda del amor de Dios irradiarán de nosotros y volverán a nosotros con alegría. Demos gracias. Bailemos o cantemos o hagamos todo lo posible para expresar nuestra gratitud por el Dios que trabaja en pequeños caminos, por el Dios que nos mantiene en comunión, por el Dios que se agota tratando. Amemos a los que estamos con nosotros y sabemos que nuestras almas están llenas de integridad y paz porque Cristo nos redimió. Que el bien que damos a los demás vuelva a nosotros para permitirnos que Dios esté entre nosotros y sea muy feliz.

Escritura para la misa diaria

Primera lectura:
Lunes: (Tobías 1) Después de Pentecostés, Tobías envió a Tobías a buscar a un hombre pobre para cenar con él, pero descubrió que un aldeano fue asesinado. Tobit llevó al muerto a su casa y cavó una tumba y lo enterró.
Tobit dormía en el patio, pero los pájaros le arrojaban desperdicios a los ojos causando cataratas para que no pudiera ver más durante dos años. A la esposa de Tobit se le dio una cabra para el pago de su trabajo y se enojó porque pensó que era un excedente. Finalmente, el verdadero carácter se estaba mostrando.
Miércoles: (Tobías 3) Con dolor de espíritu, Tobit gruñó y lloró en voz alta. La hija de Raguel, Sarah, abusó de una criada porque sus siete maridos murieron antes de poder tener relaciones con ella. Iba a matarla, pero decidió orar a Dios para que la dejara morir. En ese momento, Raphael fue enviado para curar a Tobita y para permitir que Sarah se casara y tuviera hijos.
Jueves: (Tobías 6) Tobías llevó a Tobías a la casa de Rague para encontrarse con Sara. Se casaron y consumaron el matrimonio y oraron por la bendición del Señor.
Viernes (Tobías 11) Ana vio a Tobías y Tobías acercarse a él y declaró que ahora estaba lista para morir. Tobit había sido curado y volvía a casa. Todos los habitantes del pueblo se alegraron de su buena fortuna. Ellos recibieron a la esposa de Tobías en el pueblo.
Sábado (Tobit 12) Rafael dijo la verdad. Tobit fue puesto a prueba, pero Dios le encargó sanar a él ya su hija en la ley, Sarah. Él reveló su nombre, "Yo soy uno de los siete ángeles que entra y sirve al Señor".

Evangelio:
Lunes: (Marcos 12) Un hombre plantó una viña y puso un seto alrededor, cavó un prensa de vino y construyó una torre. Lo alquiló y emprendió un viaje. Cuando llegó el momento de producir la cosecha, los inquilinos mataron a todos los siervos enviados a él y mataron al hijo del hombre.
Martes: (Marcos 12) Los fariseos y los herodianos querían acosar a Jesús. ¿Es lícito pagar el impuesto del censo a César o no? Paga a César lo que es suyo, y da a Dios lo que es suyo.
Miércoles (Marcos 12) Sadducess le preguntó a Jesús cuyo marido una mujer tendría en el cielo desde que sus siete maridos murieron dejándola sin descendientes. Sin reprimirse por su táctica, Jesús respondió a una pregunta acerca de la resurrección.
Jueves (Marcos 12) Un escriba preguntó a Jesús: "¿Cuál es el mandamiento más grande?" El escriba le gustó la respuesta de Jesús y Jesús le gustó su respuesta. Él dijo: "No estás lejos del reino de los cielos."
Viernes (Marcos 12) Jesús preguntó: "¿Cómo dicen los escribas que el Cristo es el hijo de David? David llama al Señor "Señor", ¿cómo puede ser su hijo?
Sábado (Marcos 12) Guardaos de los escribas porque devoran las casas de las viudas y recitan largas oraciones, y las viudas recibirán una severa condena. Justo en ese momento vino una viuda pobre y puso en el tesoro todo lo que tenía, en yuxtaposición de los escribas.

Santos de la Semana

5 de junio: Bonifacio, obispo y mártir (675-754), nació en Inglaterra y se crió en un monasterio benedictino. Se convirtió en un buen predicador y fue enviado a los Países Bajos septentrionales como misionero. El papa Gregorio le dio el nombre de Bonifacio con un edicto para predicar a los no cristianos. Nos hicieron obispo en Alemania y ganamos muchos conversos cuando él cortó el famoso Roble de Thor y no obtuvo mala fortuna por los dioses nórdicos. Muchos años después fue asesinado por no cristianos cuando se preparaba para confirmar a muchos conversos. La iglesia se refería a él como el "Apóstol de Alemania".

6 de junio: Norbert, obispo (1080-1134), un alemán, se convirtió en un sacerdote después de una experiencia cercana a la muerte. Se convirtió en un predicador itinerante en el norte de Francia y estableció una comunidad fundada en estricto ascetismo. Se convirtieron en los norbertinos y defendieron los derechos de la iglesia contra las autoridades seculares.

9 de junio: Efrén, diácono y médico (306-373), nació en el área que ahora es Irak. Fue ordenado diácono y rechazó la ordenación sacerdotal. Después de que los persas conquistaron su ciudad natal, Efrén vivió en aislamiento donde escribió comentarios bíblicos e himnos. Fue el primero en introducir himnos en el culto público.

9 de junio: José de Anchieta, S.J., sacerdote (1534-1597), fue de las Islas Canarias y se convirtió en un misionero líder en Brasil. Fue uno de los fundadores de Sao Paulo y Rio de Janiero. Es considerado el primer escritor brasileño y es considerado como un evangelizador considerado de la población brasileña nativa. Junto al jesuita Manuel de Nobrega, creó establecimientos coloniales estables en el nuevo país.

Esta Semana en la Historia de los Jesuitas

• 4 de junio de 1667. La muerte en Roma del cardenal Sforza Pallavicini, hombre de gran conocimiento y humildad. Mientras era Prefecto de Estudios del Colegio Romano escribió su gran obra, La Historia del Concilio de Trento.
• 5 de junio de 1546. Pablo III, en el documento Exponi Nobis, facultó a la Sociedad para admitir coadjutores, tanto espirituales como temporales.
• 6 de junio de 1610. En el funeral de Enrique IV en París, dos sacerdotes que predicaban en las iglesias de San Eustaquio y San Gervasio denunciaron a los jesuitas como cómplices de su muerte. Esto se debió principalmente al libro De Rege del Padre Mariana.
• 7 de junio de 1556. Peter Canisius se convierte en el primer superior provincial de la recién constituida Provincia de Alemania Superior.
• 8 de junio de 1889. Poeta Gerard Manley Hopkins murió a la edad de 44 años en Dublín. Sus últimas palabras fueron: "Estoy tan feliz, tan feliz". Él escribió: "Deseo que mis piezas puedan en algún momento llegar a ser conocido, pero de alguna manera espontánea ... y sin mi obligación."
• 9 de junio de 1597. La muerte del Beato José de Ancieta, el misionero más famoso de Brasil y fundador de las ciudades de Sao Paolo y Río de Janeiro.
• 10 de junio de 1537. Ignacio y sus compañeros recibieron órdenes menores en la casa del obispo Vincenzo Negusanti en Venecia, Italia.